Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

Nueva condena judicial a Mediaset, esta vez de 180.000 euros

Les debe compensar

Han sido varias las ocasiones en las que Mediaset ha sido condenada por los juzgados o por organismos públicos a pagar multas. La mayoría de ellas han sido por no respetar en sus contenidos los horarios infantiles o por personajes famosos a los que han despellejado sin ningún tipo de compasión.

La última condena se ha producido el pasado día 12 de enero por parte de un juzgado de Arcos de la Frontera. Y es que este juzgado ha admitido, parcialmente, una demanda presentada contra esta compañía por parte de Jesulín de Ubrique y su esposa María José Campanario.

La pareja había demandado al grupo audiovisual por intromisión ilegítima a los derechos al honor y a la intimidad en varios programas de Telecinco, emitidos en enero de 2019. En ellos se hablaba de la supuesta ruptura de la pareja y de la no menos presunta infidelidad del torero con una o dos presentadoras de la propia cadena de televisión.

El magistrado Carlos José Rodríguez ha estimado parcialmente la demanda, en la que se solicitaban 500.000 euros en concepto de indemnización, y obliga a Mediaset a un doble pago: 5.000 euros a cada demandado por invasión de su intimidad personal y familiar en el programa ‘Sálvame diario’ emitido el 29 de enero de 2019, y otros 185.000 por el contenido de varios espacios, como ‘Viva la vida’ y distintas versiones de ‘Sálvame’ (Limón y Naranja) ofrecidos entre el 10 y el 15 de febrero de ese mismo año.

La segunda cuantía es más elevada porque las informaciones se repitieron en diez programas diferentes, durante seis días y en distintas franjas horarias. El fallo pretende evitar así «que se trate meramente de una indemnización simbólica». El juzgado también obliga a la cadena a retirar todos los vídeos denunciados.

Creemos que, a pesar de estas multas millonarias, los beneficios obtenidos por Mediaset con informaciones como estas han sido infinitamente superiores y, estamos seguros, les compensarán por completo. La forma en la que esta cadena despelleja a ciertos personajes públicos es absolutamente vomitiva y lamentable.