Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

POR QUÉ deberíamos usar aceite de oliva para la piel

Cuida tu piel

Como sabéis, el aceite de oliva se obtiene del fruto del olivo que es la aceituna.​ Su uso viene desde la Antigüedad, cuando romanos, griegos y fenicios iniciaron el cultivo de olivos y la extracción del jugo de la aceituna.

Aunque el uso principal del aceite de oliva es alimenticio por sus propiedades nutricionales, existen estudios que han demostrado su eficacia como hidratante.

De hecho, el aceite de oliva se ha venido utilizado como un producto para la piel y para el cabello durante mucho tiempo y por diferentes culturas.

Aceite de Oliva para la Piel

La piel muestra el mejor reflejo de nuestra salud, por eso es tan importante mantenerla hidratada y sana. Si es de una manera natural, mucho mejor.

  • El aceite de oliva (principalmente virgen extra)  protege la piel de factores externos y ayuda a la regeneración celular.
  • Es un excelente hidratante natural y uno de los más efectivos gracias a los ácidos grasos que contiene. En concreto, el ácido oleico ayuda en la formación de las membranas celulares. Potencia la hidratación y ayuda a combatir la sequedad.
  • Por su aporte de vitaminas E y K, es una excelente alternativa para frenar el envejecimiento prematuro, permitiendo mantener la elasticidad natural de la piel y que se mantenga suave.
  • Posee una alta capacidad para reparar los tejidos dañados, por lo que ayuda a tratar patologías como eczemas, acné, psoriasis o dermatitis atópia, cuanto son leves.
  • Es ideal para el tratamiento de asperezas, marcas, cicatrices e incluso quemaduras (estudios han demostrado que la aplicación tópica del aceite de oliva en las cicatrices producidas por quemaduras ayuda a mejorar la recuperación, gracias a sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, además de promover la reconstrucción dérmica).
Cómo aplicarlo

Para la cara:

-Exfoliante natural: Mezcla 2 cucharadas de azúcar y 2 cucharadas de aceite de oliva, aplica en el rostro con suaves masajes y deja actuar la mascarilla durante 10 minutos, retírala con agua templada y jabón.

-Desmaquillante natural: Cuando llega el final del día, nada como usar el aceite de oliva como desmaquillante, limpia y además nutre, dejando la piel tersa y suave. Puedes aplicarlo con un algodón y luego dar un ligero masaje con los dedos, eliminando el exceso con otro algodón.

Para el cuerpo:

Se puede aplicar directamente sobre las zonas con la piel extremadamente seca, como pueden ser codos y rodillas. Suaviza la piel y proporciona humedad, además de reparar la piel seca y áspera.

 

 

 

 

.