Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

Por qué debes colocar una moneda en el congelador antes de irte de vacaciones

Con este truco tan simple puedes evitar una intoxicación

Llegan las ansiadas vacaciones de verano y muchas personas estarán ya preparando su viaje soñado. También habrá quien pasará la época estival en su segunda vivienda, ya sea en el campo o en la playa. Lo cierto es que muchos dejarán su vivienda habitual durante un largo periodo de tiempo y en ella, también dejarán guardados algunos alimentos en el congelador del frigorífico.

Como sabéis, en ciertas ocasiones suelen producirse cortes de luz debido a averías en la zona donde está situada la vivienda, por a obras que se puedan producir en la calle o por algún estropicio en la comunidad de propietarios.  El caso es que el suministro eléctrico puede cortarse más de una vez y ello puede afectar seriamente a la conservación de los alimentos congelados ya que, se producirse, se echarían a perder o perderían sus propiedades nutricionales debido al proceso de descongelación y congelación nuevamente.

Para detectar si se ha producido algún corte en la electricidad mientras hemos permanecido ausentes, lo ideal es utilizar ‘el truco de la moneda‘, que consiste en echar agua en un pequeño recipiente (un bote o una taza) y meterlo en el congelador. Una vez comprobemos que el agua se ha congelado, colocaremos una moneda encima del hielo y lo volvemos a meter en el congelador.

Cuando regresemos a la casa, si la moneda se encuentra en la parte de abajo del recipiente, significará que se ha producido un corte de luz y el agua se ha descongelado, la moneda ha caído al fondo y después el agua se ha vuelto a congelar. Entonces no es aconsejable comer los alimentos que teníamos guardados en el congelador.

Por el contrario, si la moneda se encuentra en la parte de arriba tal y como la habíamos dejado, no habrá tenido lugar ningún corte de electricidad por lo que los alimentos estarán en buen estado.