Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

POR QUÉ debes lavar y tender la ropa siempre del revés

Cada vez que lavas tu ropa, las prendas se frotan entre sí y esa fricción provoca que puedan soltar algo de tinte y parte del material con la que están elaboradas, dejando como resultado un desgaste prematuro de los tejidos en la parte exterior de las prendas (la que está a la vista).

Por eso siempre es conveniente que a la hora de lavarla la pongas del revés. La abrasión que se produce es especialmente evidente en las costuras y aristas. Principalmente se pueden apreciar en los pantalones vaqueros, que desarrollan bordes desgastados de color claro.

La ropa blanca, por el contrario, se vuelve gris debido al desgaste abrasivo. Entonces, si deseas mantener tu ropa en buenas condiciones durante más tiempo, dale la vuelta antes de lavarla.

Dar la vuelta a la ropa no afecta en absoluto al rendimiento del lavado y puede ayudar a prolongar la vida útil de tus prendas (especialmente las de color). Además, este pequeño acto previene la formación de bolas de pelusa en las prendas de algodón.

A la hora de tender la ropa hazlo en el tendedero, si es posible al aire libre, en lugar de usar la secadora que termina dañando la ropa con el exceso de calor.

Tiéndela siempre del revés y coloca las pinzas en los pliegues de las prendas para evitar que se produzcan marcas que afeen su apariencia.

Procura plancharla también del revés y a baja temperatura. Así evitarás que los colores se degraden y que aparezcan brillos no deseados, sobre todo en las prendas sintéticas. Si la planchas del derecho, usa un paño muy fino y colócalo sobre la parte que vayas a planchar. Si la tela está demasiado seca, puedes utilizar un spray con agua para humedecerla y eliminar las arrugas más rebeldes.

Te interesa: Cómo tender la ropa para evitar arrugas y marcas 

 

Recuerda que puedes unirte a nuestro canal específico de Telegram o seguirnos en la página de facebook: Obsesivas del Orden y la Limpieza 

 

Foto de portada: Pexels