Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

POR QUÉ es tan bueno comer cebolla

Es un alimento muy antiguo que contiene múltiples propiedades nutritivas

La cebolla es uno de los alimentos imprescindibles en nuestra gastronomía. Es utilizada como condimento en infinidad de guisos, además de existir diferentes maneras de cocinarla. Pero, sin duda, la mejor manera de aprovechar los beneficios de la cebolla es comiéndola CRUDA.

Posee numerosas propiedades nutritivas y medicinales que hacen que sea un producto muy recomendable. Es rica en minerales y oligoelementos (calcio, magnesio, cloro, cobalto, cobre, hierro, fósforo, yodo, níquel, potasio, silicio, cinc, azufre y bromo); y también en vitaminas (A, B, C y E)

Algunas propiedades y beneficios de este auténtico tesoro alimenticio:

Favorece la digestión

Ayuda a mejorar la digestión al estimular el hígado, la vesícula y el páncreas. Además de favorecer las funciones del estómago.

Protege la piel

Gracias a sus compuestos azufrados que ayudan a mantener la piel sana. Desde antiguo se viene utilizando para calmar picaduras de insectos o desinfectar heridas.

Diurética y Depurativa

Favorece la eliminación  de líquidos, por lo que es recomendable para personas que tengan tendencia a retener líquidos. Además, ayuda a la eliminación de toxinas y fermentos que se producen en el estómago tras la digestión.

Antiséptica

Es un buen remedio para aliviar la tos además de facilitar la expectoración de mucosidades bronquiales.

Estreñimiento

La cebolla es una importante fuente de fibra por lo que es muy utilizada para combatir el estreñimiento.