Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

¿Por qué no es bueno tender la ropa dentro de la casa?

Un gesto que parece inocente, pero dañino para la salud

Un gesto que parece inocente, pero dañino para la salud

Tener ropa mojada en el interior de la vivienda incrementa la humedad del aire y provoca la aparición de esporas de moho y ácaros del polvo que perjudican la salud. Este riesgo es mayor en las personas afectadas por asma, rinitis u otras alergias.

Así lo aseguran varios estudios: Uno de ellos realizado por la Escuela de Arquitectura Mackintosh, en Escocia, que reveló que muchas de las casas analizadas para la investigación presentaban altos niveles de humedad. También un informe que se llevó a cabo en 2014 en el Centro Nacional de Aspergilosis de Manchester aseguró que una carga de ropa recién sacada de la lavadora contiene casi dos litros de agua que se libera en el ambiente.

Algunos expertos advierten que esta costumbre de tender la ropa dentro de casa, ya sea en un radiador o en otro lugar de la casa, podría representar un «riesgo grave para el organismo» en las personas con asma o sistemas inmunitarios debilitados, por lo que recomiendan  evitar poner la ropa en los radiadores ya que aumenta el nivel de humedad en un 30% y fomenta las condiciones ideales para el desarrollo de hongos y moho.

Tanto la humedad como el ambiente templado forman un ‘caldo de cultivo’ idóneo para que proliferen hongos, moho y ácaros, no solo en nuestros muebles, sino también en la ropa que después nos ponemos.

Por tanto, si no hay otra posibilidad, la recomendación de los expertos sería tender la ropa a primera hora del día buscando un lugar amplio y ventilado para hacerlo, de forma que no se concentre la humedad y, si es posible, que la persona que es sensible, no se encuentre en casa durante esas horas. Otra recomendación sería centrifugar otra vez la ropa, una vez lavada, para que al tenderla no esté tan húmeda.