Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

¿Por qué Paz Padilla es despedida por abandonar un plató y Jorge Javier no?

Raro, raro...

Tanto Jorge Javier Vázquez como Carlota Corredera han protagonizado espantadas presentando en directo

Los rumores que iban circulando desde hace semanas sobre el despido de Paz Padilla se han confirmado.

Mediaset ha decidido despedir a la presentadora, según publican ya varios medios de comunicación. Y el motivo, según apuntan, es por «haber incumplido sus obligaciones como presentadora».

La drástica decisión de rescindir el contrato a Paz Padilla (había renovado su contrato el pasado mes de julio) se debe, al parecer, al abandono por parte de la presentadora del programa ‘Sálvame’ una hora y media antes de su finalización, hecho que tuvo lugar el pasado 20 de enero durante la emisión del citado programa telebasura, tras una discusión que tuvo la actriz con la colaboradora Belén Esteban. Esta última recriminaba de muy malos modos a Paz debido a los comentarios que la humorista había realizado sobre las vacunas en un vídeo en que aparecía junto a Anne Igartiburu y la cantante María del Monte, vídeo que corrió como la espuma.

Si bien los comentarios no dejaban de ser una opiniones personales dentro de su libertad de expresión, algo que no debería ser censurado en ningún caso en un país democrático, lo cierto es que estaban expresados de una forma tan pésima, que provocó todo tipo de burlas y mofas en las redes.

No se entiende muy bien el motivo de este despido, ya que los abandonos y espantadas en ese programa se producen muy a menudo, no solo de colaboradores (prácticamente todos han abandonado alguna vez el plató), también de presentadores que han dejado plantado el programa negándose a seguir presentando. El ejemplo lo tenemos en Jorge Javier Vázquez, quien hizo lo propio hace años durante una entrevista a Coto Matamoros (hermano de Kiko) porque no le gustó lo que opinaba el famoso ex-colaborador de Crónicas Marcianas. En otra ocasión abandonó el programa en directo cuando una colaboradora expresó algo con lo que ‘el divo’ no estaba conforme.

Otro ejemplo lo tenemos en Carlota Corredera, quién dejó el programa en pleno directo tras escuchar una opinión del colaborador Antonio Montero sobre la hija de Rocío Jurado, llegando la presentadora a hacer elegir a la dirección del programa entre ella o el colaborador.

Algo más gordo tiene que haber detrás de esa decisión de despedir a la humorista después de trece años trabajando en Mediaset porque, de lo contrario, no sería justo que a unos se les respete tanto y a otros no.