Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

QUÉ debes conocer sobre la tributación de préstamos entre particulares para no llevarte sorpresas

Por si lo desconocías, los préstamos entre particulares también están sujetos a tributación

¿Hay que pagar impuestos por los préstamos?

Esta pregunta puede sonar rara si la hace quien recibe el dinero, pero no tanto si es el prestamista quien la plantea. Los préstamos entre particulares se han convertido en una alternativa a las donaciones y su fiscalidad una pregunta recurrente entre padres que quieren ayudar a sus hijos y viceversa.

¿Cómo tributan los préstamos entre particulares? Para analizar su fiscalidad es necesario diferenciar entre los impuestos por constituir el préstamo y los impuestos del propio préstamo en el IRPF. Así es como funcionan en cada caso.

Impuestos por constituir el préstamo entre particulares

¿Hay que pagar por un préstamo entre particulares? Si necesitas la ayuda de un experto tendrás que pagar sus honorarios, aunque en internet hay varios modelos de contratos entre particulares que puedes usar.

Dentro de esos modelos encontrarás préstamos con intereses y también sin intereses. Lo primero, lógicamente, será adaptarlos a tus circunstancias. A partir de ahí quedará firmar el préstamo, constituirlo y registrarlo ante Hacienda.

Desde un punto de vista fiscal, la constitución de un préstamo entre particulares tributa en el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados. Por fortuna, está sujeto al impuesto, pero exento de tributar. En otras palabras, que no será necesario pagar el impuesto por crear el préstamo.

⚠ Pero ojo: Lo que sí debes hacer es registrarlo ante Hacienda. Es decir, informar a la Agencia Tributaria del mismo y de sus condiciones. Esto se hace a través del modelo 600 de la AEAT.

Es imprescindible rellenar ese modelo, incluso si se trata de un préstamo ente particulares sin intereses. En caso contrario, Hacienda podría pensar que esa entrega de dinero se trata de una donación por la que habrá que tributar.

Cómo tributan los préstamos entre particulares en la declaración de la renta

Al hablar de la fiscalidad de los préstamos entre particulares en el IRPF hay que diferenciar entre el prestatario y el prestamista.

👉El prestatario que es quien recibe el dinero, no tendrá que hacer nada a efectos de IRPF salvo que sea autónomo y ese préstamo esté vinculado con su actividad. En ese caso sí que podrá deducir los intereses que haya pagado, aunque tampoco estaríamos hablando de un préstamo entre particulares en puridad.

👉El prestamista que es quien presta el dinero ¿Hay que pagar impuestos en la renta cuando haces un préstamo a otra persona? La respuesta es afirmativa. El dinero que se obtiene por los préstamos entre particulares tributa en el IRPF.

En concreto, los rendimientos del préstamo entre particulares se consideran un rendimiento de capital mobiliario a integrar en la base imponible del ahorro. Es decir, que se sumará primero al rendimiento de los depósitos, letras del tesoro y dividendos y después al de las ganancias y pérdidas patrimoniales.

¿Qué pasa con los préstamos entre particulares sin intereses?

En ese caso, siempre que pueda probarse que el préstamo es gratuito, no habrá que pagar ningún tipo de impuesto en el IRPF por ese dinero.

Fuente: Bolsamania