Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

QUÉ elementos de la casa nos olvidamos de limpiar y son de suma importancia

No los pases por alto

Normalmente solemos pensar que, tras realizar una limpieza a fondo de nuestra casa, la hemos dejado impecable, pero no es del todo cierto, ya que hay espacios o elementos que solemos pasar por alto y son un foco de acumulación de suciedad.

Limpiamos el polvo, pasamos la mopa o el aspirador, fregamos el suelo… Pero existen esos lugares cotidianos que se nos suelen olvidar y que pueden acumular gran cantidad de bacterias.

Son tantos los rincones, espacios o elementos a tener en cuenta que hemos preferido hacer varios post. Este sería el primero pero más adelante publicaremos más.

A continuación enumeramos algunos de estos lugares u objetos que debemos limpiar y desinfectar.

Mandos a distancia, teclado y ratón del PC

Mandos de la televisión, del equipo de música, de la consola, del aire acondicionado, teclado y ratón del ordenador…son objetos que tocamos habitualmente y a veces se nos olvida lo importante de su limpieza diaria.

El teclado de los mandos, la rueda del ratón, el teclado del PC, son espacios donde los gérmenes y bacterias campan a sus anchas.

Utiliza un bastoncillo de los oídos impregnado de alcohol o gel desinfectante para limpiar entre las teclas.

LLaves

Sí, has leído bien. Las llaves acumulan infinidad de bacterias.Seguro que la mayoría de nosotros no las ha limpiado nunca. Las tocamos a diario y no las limpiamos. Hemos de hacerlo con alcohol, gel desinfectante o lejía mezclada con agua.

Vasos portacepillos de dientes

Solemos lavarnos los dientes varias veces al día pero ¿Qué ocurre con el vaso o recipiente donde depositamos el cepillo? Pues que se acumula en ellos mucho moho y bacterias. Debes limpiarlo a fondo habitualmente utilizando para ello un chorrito de lejía.

Tabla de cortar en la cocina

En ella picamos verduras, huevos, cortamos carne, pescado…La mayoría de tablas de madera tienen poros y en ellos habitan bacerias como salmonela o la E-coli. Debes limpiarlas muy bien después de cada uso utilizando el jabón de lavavajillas o agua muy caliente con lejía.

Pomos 

Los pomos o tiradores de las puertas son de los elementos que más suciedad acumulan ya que los tocamos constantemente por lo que aglutinan gran cantidad de gérmenes y bacterias. Pásalos a menudo con un paño o toallita con gel desifectante o alcohol.

Encimera de la cocina

En ellas solemos depositar alimentos crudos, bolsas de la compra, cazuelas, etc..

Pueden resultar ser un peligroso foco de suciedad, por lo que resulta importante limpiar la encimera cada vez que la usemos para cocinar o depositar cosas. A diario, una vez usada la encimera, pásala con un estropajo con un chorrito de lavavajillas y después pasa una bayeta bien escurrida. Al menos una vez por semana debes limpiarla usando agua caliente y lejía.

Horno micoondas

Solemos usarlo para calentar o a veces cocinar todo tipo de alimentos que generan olores e incluso salpicaduras si no los tapamos correctamente. Para su limpieza, utiliza un bol con agua, detergente y un buen chorro de limón, introdúcelo en el micro y ponlo a calentar unos minutos.

Con el calor, el vapor que se genera del agua hará que la suciedad sea más fácil de retirar. El limón acabará con los malos olores y el detergente desinfectará el interior.