Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

QUÉ Elementos Nos Olvidamos De Limpiar Y Son De Suma Importancia (II)

No nos podemos olvidar de ellos

Continuando con el artículo que hemos publicado recientemente sobre qué elementos de la casa nos olvidamos de limpiar y son de suma importancia  

Vamos a añadir algunos más que solemos obviar y resulta imprescindible su limpieza de manera frecuente:

Rejillas de ventilación en cocinas y baños

No solemos limpiarlas lo suficiente y para respirar el mejor aire posible en casa hay que mantener limpias las rejillas de ventilación. Es conveniente limpiarlas al menos una vez al mes. Son un paso constante de aire que acaba acumulando polvo, suciedad, alérgenos e incluso algún hongo (en los casos más extremos), que pueden causar alergias y riesgos potenciales para la salud.

Para su limpieza, nada mejor que utilizar un bastoncillo humedecido en alcohol. Bastará con pasar el bastón por cada ranura hasta completar la labor.

Estropajos

Con ellos arrastramos todo tipo de cosas (migas, restos de comida, salpicaduras…), y algunas se quedan en el estropajo.

Un truco para limpiarlos consiste en introducirlos en el microondas durante un par de minutos para que el calor mate todas las bacterias posibles.

Pero sin duda, lo más conveniente es cambiar el estropajo al menos una vez al mes.

Las gomas de las mamparas de ducha

Aunque asociemos la ducha como un lugar limpio, esto no es del todo cierto, ya que pueden acumularse en ella muchas bacterias, sobre todo en las gomas de las puertas

Si notas que puedan tener un tono verdoso o marrón grisáceo, debes limpiarlas inmediatamente. Utiliza agua muy caliente y lejía.

Ni que decir tiene si en lugar de mampara tenemos cortinas de ducha. Hay que lavarlas con muhca frecuencia porque son un verdadero nido de bacterias ya que acumulan humedad, suciedad y restos de jabón.

Griferias

Abrimos los grifos constantemente para lavarnos las manos, por lo que solemos hacerlo con las manos sucias y precisamente por ese motivo los grifos son lugares muy proclives a la acumulación de gérmenes y bacterias. Debes limpiarlos muy habitualmente con un paño y gel desinfectante.

Cubo de la basura

Importantísimo. Aquí no dudamos de que se limpien con frecuencia, pero no viene demás recordar la importancia de mantenerlo limpio siempre, ya que en las bolsas que ponemos en el cubo tiramos desechos, sobras, comida caducada o en mal estado, y esta porquería no solo queda en la bolsa, sino que en ocasiones manchamos o salpicamos el cubo. Lo recomendable sería una vez por semana llenarlo de agua caliente con un buen chorro de lejía y dejarlo reposar unos minutos. A continuación limpiarlo bien (a conciencia) con un paño.

La fregona

Si no usas una fregona limpia, no te va a servir de gran cosa que friegues con ella, ya que vas a conseguir repartir los gérmenes por todo el hogar.

Para mantener tu fregona limpia, déjala un tiempo metida dentro de un cubo con agua caliente y lejía. Y recuerda que de vez en cuando hay que cambiarla por una nueva.

Seguiremos…