Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

QUÉ mitos existen sobre los Fondos de Inversión

Con el IPC por las nubes conviene contemplar alternativas de ahorro como los fondos de inversión

Los Fondos de Inversión (F.I.) siguen siendo grandes desconocidos para una gran parte de los ciudadanos españoles. A pesar de la nula existencia de los plazos fijos debido a los bajos tipos de interés, los ahorradores prefieren dejar su dinero a la vista en cuentas corrientes o de ahorro antes que aventurarse a invertir en fondos.

Con el IPC por las nubes, hemos de ser conscientes que el saldo que mantenemos en una cuenta corriente sin remunerar vale cada vez menos, es decir, estamos perdiendo dinero sí o sí, por eso es conveniente contemplar otras alternativas que minoren la pérdida de poder adquisitivo de nuestros ahorros.

Vamos a tratar de aclarar algunos falsos mitos sobre los fondos de inversión:

¿Son productos con mucho riesgo?: Depende del fondo que se trate. Por lo general, los F.I. son instrumentos de ahorro que agrupan las aportaciones de miles de personas en determinados activos. Aunque se suele asociar la palabra fondo de inversión con bolsa, es cierto que existen fondos que invierten en bolsa que pueden obtener extraordinarias rentabilidades como en 2021 o verdaderos batacazos como este año. Pero también los hay que invierten en activos con mínimas volatilidades como puede ser la renta fija (bonos u obligaciones emitidos por Gobiernos, deuda pública en general o depósitos de entidades financieras nacionales o extranjeras. Incluso los hay mixtos, con determinados porcentajes de renta variable y fija.

¿Se necesita mucho dinero para invertir en ellos?: No, no es preciso contar con gran cantidad de dinero para destinar una parte de nuestros ahorros a un fondo ya que el importe mínimo a invertir suele ser de unos 600 euros o incluso, en algunos de ellos, no ser necesaria una cantidad mínima.

¿Están cubiertos por un fondo de garantía como los depósitos de ahorro? Sí lo están. Se llama Fondo de Garantía de Inversiones (FOGAIN) y su cobertura máxima, al igual que en los depósitos, es de 100.000 euros por titular. Eso sí, el Fogain cubre al inversor ante una posible quiebra de la gestora no ante una posible evolución negativa que tenga el F.I.

¿Hay un plazo mínimo para cancelarlos? No, los F.I. tienen liquidez en cualquier momento, es decir, el titular puede hacerlo efectivo cuando quiera sin ningún tipo de penalización. Aunque el abono en cuenta puede tardar entre 2 ó 3 días, tiempo en el que la gestora del fondo desinvierte los activos.

¿Se puede pasar de un fondo a otro? Sí, sin necesidad de efectuar el reembolso. Los traspasos entre fondos no tienen retención fiscal por las ganancias obtenidas. También se pueden traspasar fondos a otros de otra gestora.

Algunas recomendaciones a la hora de suscribir un F.I.:

  • Invertir una cantidad de dinero que no se vaya a necesitar a corto plazo
  • No invertir en fondos todos los ahorros que se tengan.
  • Diversificar la inversión en varios fondos incluso realizando pequeñas aportaciones en ellos cada cierto tiempo.
  • No precipitarse y dar orden de reembolso si se observa alguna posible pérdida del capital invertido. A largo plazo, la mayoría de los fondos, no solo se suelen recuperar (en caso de rentabilidades negativas), sino que dan ganancias. Solo hay que ser pacientes.
  • Rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras. No debemos tomar como única referencia el histórico de las rentabilidades de determinados F.I.

Más adelante hablaremos de las pautas a seguir a la hora de elegir un buen fondo de inversión.

 

Foto de portada:  Pexels