Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

QUÉ muebles nunca pasan de moda y son eternos

Aunque pasen los años, hay muebles que siguen siendo tendencia

Hay muebles que, pasen los años que pasen, nunca se ven mal o desfasados. Es más, como el vino, con el tiempo saben mejor y con más solera. ¿Te atreves a descubrir si tienes alguno en casa? Un consejo: hazte con alguna de las piezas que te vamos a contar (si no las tienes todavía) y pasarán muchos años antes de que te decidas a comprar un mueble nuevo.

Una mesa de centro de madera natural 

Porque son piezas muy prácticas, tremendamente decorativas y súper elegantes. No importa el color de la pared de tu salón, ni el estilo. Suma una buena mesa de centro de madera y tendrás un valioso mueble para muchos años. Quedan estupendas rodeadas de otras mesas bajas auxiliares, baúles de mimbre y de sofás, de todos los estilos y tamaños. Y si sientes que te falta luz y el espacio se te cae encima, prueba a sumar un espejo XL que es otro complemento que no entiende de modas. Con marco dorado o decapado, añadir alguno a tu casa será más que un detalle. ¿Y a los pies de esta mesa que ponemos? Sin dudarlo, una o varias alfombras orientales hechas a mano. No precisan casi cuidados, quedan bien en todos los ambientes, y son tan resistentes, que serán capaces de resistir varias generaciones.

Una vitrina o librería 

Para guardar lo que quieras. La vajilla, tus libros más preciados o esas colecciones que no quieres que se llenen de polvo… Una vitrina, es un mueble que nunca pasará de moda. Atrévete a pedir que la restauren si con los años ha perdido encanto. Se pueden volver a barnizar si les hiciera falta, empapelar su trasera con un papel pintado vistoso, o incluso dar una mano de pintura, para lucirlas de nuevo con orgullo. ¿Tienes también una butaca orejera? Colócala junto a la vitrina, y convertirás ese espacio en un apetitoso rincón de lectura. Las butacas orejeras, son otro clásico que nunca muere. A juego con el resto del sofás; o con una tapicería distinta y especial, que llame mucho la atención para que acabe siendo la protagonista del lugar en que decidas ponerla.

Un sofá Chester 

Un sofá Chester Cuanto más antiguo, más bello y cotizado es un sofá tipo Chesterfield. De piel o tapizado en terciopelo o capitoné, quedará estupendo en cualquier salón. Tiene tanta personalidad que queda genial en espacios clásicos, modernos, vintage, retro, mediterráneos o escandinavos. ¡Aporta siempre tanto estilizo! Nos encanta rodeado de otros muebles de maderas nobles, suelos de parqué y papeles pintados. También le sienta estupendamente rodearse de piezas de metal como puertas de cristal o consolas con sobre de madera. Molduras y cornisas son otro clásico que nunca muere. En los techos, paredes o enmarcando arrimaderos, serán un fantástico complemento para tu Chester. Y si tienes la suerte de tener una chimenea recuperada o de nueva construcción, la elegancia y sofisticación de tu casa se elevará hasta el infinito y más allá. Chimenea, más espejo con marco dorado encima ¡éxito más que asegurado!

Una antigüedad y una pieza hecha a mano o a medida

Tener en casa una pieza antigua es una suerte porque con el tiempo se revaloriza, sobre todo si está hecha a mano. Hazte con alguna cómoda, un chaise longue, mecedora o sillón con o sin brazos que pueda presumir de tener muchos años. Y si además incluye algunos materiales como la piel, el mármol o la madera que nunca han dejado de ser un must en decoración, mejor que mejor. Vuelven los suelos de espiga y los baños literalmente forrados en mármol. Las colchas y papeles pintados de flores, las persianas de esparto o las bañeras exentas. Un mueble hecho a medida es siempre una joya, incluso aunque tenga muchos años. Con un buen proyecto se pueden adaptar a su nueva vida aportando una inmejorable solución en todos los sentidos.

Una consola 

De madera, de hierro o de cristal. Las consolas, son esas piezas versátiles que podrás ir moviendo por toda tu casa, incluso aunque sea muy pequeña. Quizás la puedas poner en el recibidor, en mitad del pasillo, en tu vestidor o como trasera del sofá. Una consola de líneas rectas, encaja bien en un piso de estilo moderno y también, en otro más clásico. Tan prácticas y ligeras, son ese clásico moderno que dará el toque de glamour a tu casa. Asegúrate de tener un punto de luz cerca para poner una lámpara de lágrimas encima si te confiesas clásico, o una de líneas rectas, si lo tuyo es el estilo moderno o contemporáneo.

Fuente: Habitissimo