Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

QUÉ objetos cotidianos tienen caducidad y no lo sabes

Todo tiene un tiempo de vida útil

Todo tiene un tiempo de vida útil

Hay muchos artículos en nuestros hogares que tienen fecha de caducidad y lo desconocemos. Pensamos que por sus características no caducan nuca, pero no es así. Aunque en muchos casos no venga fecha de caducidad, o si viene, se trate de una fecha orientativa, no está de más que la tengamos presente.

Vamos a mencionar algunos ejemplos:

Esponjas

En las esponjas que utilizamos para asearnos, suelen aparecer hongos y bacterias debido a que siempre están húmedas. Una opción es limpiarlas, y para ello el microondas puede ser una buena solución. A pesar de esto, es recomendable cambiarlas cada tres semanas si se trata de esponjas naturales y cada dos meses si son sintéticas.

Cepillos de dientes

Según nos aconsejan los dentistas, los cepillos de dientes o cabezales deberían ser cambiados cada tres meses, aunque poca gente lo suele hacer. Debido al uso, estos terminan por deformarse y deshilacharse pudiendo llegar a dañar las encías e incrementar la contaminación bacteriana.

Toallas

Las toallas que utilizamos en el baño, son otro de los productos que siempre están en contacto con el agua. Por mucho que las lavemos, al final terminan por deteriorarse ya que con cada lavado se van perdiendo las fibras de tela que absorben el agua. Además, con el tiempo acumulan bacterias que producen mal olor. Aunque no vienen con fecha de caducidad incluida, la vida promedio de una toalla es de dos o tres años.

Peines y cepillos

Estos objetos también acumulan mucha suciedad entre sus púas.  Además, los residuos de productos para el pelo en el cepillo se convierten en un cultivo para el polvo, hongos y bacterias, por lo que al cepillarte pasarás esta suciedad a tu cabello y cuero cabelludo. Es importante limpiarlos una vez a la semana y renovarlos cada año.

Perfumes 

Es habitual tener en casa varios frascos de colonia o perfumes. Lo que debes saber es que, una vez abiertos, pueden llegar a durar un par de años. Pasado ese tiempo, van perdiendo parte de su fragancia. Esto no ocurre si los conservamos cerrados.

Almohadas

Mientras que los colchones tienen una vida de entre 8 y 10 años, las almohadas duran mucho menos. Muchos expertos recomiendan cambiar la almohada cada dos años o tres años debido, no solo por el nivel de apoyo del cuello y la cabeza, sino por las posibles infecciones por los ácaros y la suciedad.

Sujetadores

Es muy importante que las mujeres renueven sus sujetadores cada uno o dos años. Pasado este tiempo, esta prenda va perdiendo elasticidad y forma, haciendo que no se adapte de forma correcta y suponga una incomodidad llevarlo.

Biberones y chupetes

Si tienes hijos de corta edad, los biberones y chupetes de látex los debes cambiar cada mes y medio o dos meses. No te fíes de su apariencia. Poco a poco estos elementos se van agrietando, haciendo que los microbios se acumulen en ellos.

Agua oxigenada

La podemos tener abierta durante años pensando que no tiene fecha de caducidad, pero debes saber que a partir de los dos meses va perdiendo sus propiedades.

Especias

El paso del tiempo va haciendo que las especies vayan perdiendo su aroma y sabor. Las que compramos habitualmente, están secas y pueden durar algo más de tiempo, aunque no se mantienen frescas más de seis meses.

Nos puedes seguir en Facebook y en  Twitter