Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

QUÉ otros usos podemos dar al desodorante y que resultan muy efectivos

Usos alternativos del desodorante

La mayoría de las personas utilizan el desodorante cada día para protegerse del sudor en las axilas así como del mal olor. Este es su uso principal, pero podemos utilizarlo para otras muchas cosas que nos ayudarán a hacer más fácil ciertas tareas de nuestra vida diaria.

Os queremos mostrar un listado de usos alternativos del desodorante que puede que desconozcáis:

Sudor debajo de los senos

Las mujeres que cuentan con senos voluminosos, en los días de mucho calor pueden tener un importante problema con el sudor. La piel que queda debajo de esta parte del cuerpo también suda, provocando manchas cuando se utilizan prendas muy ajustadas. Para evitar encontrarse en esta situación, nada tan simple como aplicar un poco de desodorante en esta zona.

Cabello sucio

Hay ocasiones en las que por falta de tiempo, tenemos que salir de casa con el pelo sucio y grasiento. Una solución temporal para que nuestro cabello parezca más limpio consistiría en aplicar un poco de desodorante en la raya. Este producto se encargará de absorber la grasa sobrante.

Evitar que las gafas resbalen

Cuando hace mucho calor, nuestra nariz también suda, lo que hace que las gafas graduadas o de sol resbalen. Para evitar que esto ocurra, lo que debemos hacer es aplicar un poco de desodorante en nuestro puente nasal. Además de oler bien, evitaremos que las gafas se bajen.

Acabar con el mal olor de los pies

Mucha gente sufre este problema y siente vergüenza a la hora de descalzarse delante de otras personas debido al mal olor de sus pies. Si queremos acabar con este problema, tan fácil como aplicar un poco de desodorante en la parte interior del pie. Esto evitará que nuestros pies suden y por tanto, no aparecerá el mal olor.

Ponerse pantalones estrechos

A veces resulta complicado ponerse unos pantalones ajustados cuando tenemos las piernas sudadas. Si estamos en esta situación, lo que debemos hacer es aplicar un poco de este producto en piernas y caderas. Se deslizarán más fácilmente.

Acabar con picor producido por los insectos

Cuando llega el calor, los mosquitos también hacen acto de presencia. Con ellos, llegan las molestas picaduras y el rascarnos a todas horas. Si hemos sido presa de estos insectos, para acabar con ese picor, lo que debemos hacer es aplicar un poco de desodorante en la zona. Al tener sales de aluminio en su composición, el alivio será inmediato.

Evitar rodaduras de zapatos nuevos

Con frecuencia los zapatos nuevos terminan causándonos molestas rozaduras. Si queremos que esto no ocurra, podemos aplicar un poco de desodorante en las zonas afectadas. Veréis como vuestros pies os lo agradecerán.

Sudor en la zona del bigote o labio superior

En los días de mucho calor, en la zona del bigote también se forman pequeñas bolsas de humedad que el maquillaje no puede disimular pero sí el desodorante, nuestro gran aliado contra la sudoración.