Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

QUÉ otros usos tiene el jabón lavavajillas en el hogar

El lavavajillas de mano o jabón de lavavajillas es un producto fundamental en muchos hogares. Además de usarse para fregar los platos, está muy normalizado que muchas personas lo usen para lavarse las manos al llegar a casa o cuando están cocinando. Pero, ¿conoces otros usos del lavavajillas de mano?

Los productos de limpieza en general tienen un uso específico recomendado, pero en algunos casos tienen también otros alternativos y se pueden emplear en otras muchas cosas. Ese es el caso del jabón de lavavajillas.

Vemos algunos usos:

Quitar manchas de grasa o aceite.

El jabón lavavajillas puede eliminar manchas de grasa o aceite en la ropa. Aplícalo directamente sobre la mancha, frota con un paño o un cepillo suave, y después mete la prenda en la lavadora justo con el resto de la colada.

Lavar alimentos

Las frutas y verduras que consumimos en casa vienen cargadas de microorganismos que se adhieren a ellas desde la siembra al transporte hasta el supermercado.

Por eso es muy importante lavarlas bien antes de consumirlas para impedir que los elementos perjudiciales lleguen a nuestro organismo.

Colocarlos debajo del grifo con agua no es suficiente para eliminar los microorganismos. Si los enjabonas con unas gotitas de lavavajillas de mano, frotas un poco la piel y eliminas la espuma con abundante agua, ya estarán listos para consumir.

Limpiar zapatos

Después de hacer un uso intenso del calzado, este termina tan lleno de polvo y residuos que ni siquiera parece el mismo. Una noche de fiesta, una caminata por el campo o un día de lluvia pueden hacer que nuestros zapatos acaben muy sucios.

Existen cientos de formas de limpiar según el material, pero desde luego la más eficiente para los tejidos sintéticos es agua, cepillo y unas gotas de lavavajillas de mano.

Su potente componente anti-grasa hará que la suciedad desaparezca rápidamente.

Limpiar utensilios de maquillaje

Las brochas y demás utensilios de maquillaje suelen usarse durante mucho tiempo, y son potenciales focos de gérmenes y bacterias. Por ello es esencial limpiarlas bien y con frecuencia.

Un truco eficaz y sencillo es poner en un bol un poco de agua, unas gotas de aceite y un poco de lavavajillas de mano Flota. Solo tendrás que introducir las brochas durante unos minutos, sacarlas y dejarlas secar al Sol.

Sacar brillo a las joyas.

Si tus joyas se ven apagadas y sin brillo, con jabón lavavajillas puedes hacer que luzcan como el primer día. Basta con mezclar unas gotitas con agua tibia y dejar las joyas en remojo durante unos minutos. Después, frótalas con un paño o un cepillo suave.

¿Has probado ya alguno?

 

Te pueden interesar estas ideas para decorar nuestra casa en Navidad 

 

Recuerda que puedes unirte a nuestro canal específico de Telegram o seguirnos en la página de facebook: Obsesivas del Orden y la Limpieza