Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

Qué remedios naturales son ideales para teñir el cabello

No dañes tu cabello usando productos químicos.

Para teñir el cabello, son muchos los recurren a la compra de tintes, espumas o sprays cubre-canas en las droguerías o secciones de perfumería de los supermercados. Sin embargo, estos productos contienen un gran número de sustancias químicas que pueden causar reacciones alérgicas e incluso alterar el pH natural.

Pues bien, existen productos naturales que casi todos tenemos en casa y que nos van a servir para disimular las canas:

Café

Es uno de los productos naturales más recomendados para teñir o cubrir las canas en personas que tengan el pelo castaño o moreno.

Para elaborar el tinte, tan solo tendrás que preparar 2 tazas de café en una cafetera y dejar enfriar.

Lava tu cabello utilizando tu champú habitual. Cuando vayas a hacerte el último aclarado, coloca debajo un cubo o barreño y vierte el café sobre la melena. Aprovecha el café del recipiente y vuelve a verterlo sobre el cabello. Masajea el pelo con los dedos a fin de que el producto penetre en la raíz del cabello y deja actuar durante 30 minutos.

A continuación, lava el cabello de nuevo con el champú y aplica tu acondicionador habitual. Tu pelo estará listo.

Si tienes pocas canas, basta con aplicar sobre ellas un algodón untado de café y esperar los 30 minutos antes de lavarlo.

 

Manzanilla

Es un remedio muy eficaz para aclarar el pelo de manera natural y sin ocasionar daños en cabellos castaños claros o rubios y se pueden conseguir bonitos reflejos dorados en el cabello sin necesidad de tener que recurrir a coloraciones o tintes que lo debiliten.

Para elaborar el tinte, tan solo tendrás que poner a hervir agua en un cazo (2 tazas). Cuando haya alcanzado el punto de ebullición, introduce 4 bolsitas de manzanilla y deja enfriar. Retira las bolsas de manzanilla y vierte el agua sobre el cabello. Deja actuar durante 30 minutos y a continuación lava el cabello con tu champú habitual.

Si deseas potenciar el resultado, puedes añadir media taza de jugo de limón a la manzanilla.