Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

QUÉ trucos son los mejores para limpiar las bandejas del horno

Los 4 trucos más efectivos para eliminar la grasa incrustada en las bandejas del horno

Estos días de reuniones familiares, en muchos hogares se está haciendo uso del horno con más frecuencia de lo habitual. Tras disfrutar de un buen pescado o un buen asado, después toca lo peor: limpiar el horno y las bandejas utilizadas.

A menudo se hace muy difícil retirar la grasa incrustada de las bandejas del horno y, por mucho que se frote, la suciedad no termina de desaparecer del todo. Y el problema llega cuando se usan de nuevo: esa suciedad se calienta y los restos desprenden olores que se mezclan con la comida que se está cocinando, algo que resulta muy desagradable. Por eso, te vamos a mostrar algunos de los trucos más efectivos para limpiar las bandejas del horno:

Bicarbonato y Agua Oxigenada

El bicarbonato es el producto por excelencia más efectivo y, por tanto, el más utilizado para diferentes usos domésticos.

Este método es muy efectivo para limpiar la bandeja del horno, sobre todo si está quemada. Basta con cubrirla con una capa de bicarbonato de sodio, sobre ella poner otra capa de agua oxigenada (peróxido de hidrógeno) y finalmente añadir otra capa más de bicarbonato y, por último, otra capa de bicarbonato.

Se debe dejar actuar esta mezcla un par de horas y después limpiar las bandejas con movimientos circulares con la ayuda de un cepillo de cerdas suaves o una esponja. A continuación se lavan con agua y jabón, se secan muy bien y las bandejas quedarán relucientes.

Vinagre y bicarbonato

Este método también resulta muy eficaz cuando la bandeja esté muy quemada. La combinación de las dos sustancias suele producir resultados increíbles, pero ojo, es importante no combinarlas en cantidades iguales, puesto que es necesario mantener la mezcla en el lado ácido del valor neutro. Para conseguir un óptimo resultado, lo ideal es elaborar una pasta añadiendo en un recipiente 10 cucharadas de bicarbonato, cuatro cucharadas de vinagre y cuatro cucharadas de agua caliente. Se debe agregar el vinagre poco a poco para evitar que se genere demasiada espuma. La consistencia debe ser cremosa. Distribuye la pasta en el horno, especialmente en las bandejas y zonas donde esté más sucio. Deja actuar durante varias horas antes de retirar la pasta con la ayuda de una esponja y agua con un pulverizador.

Agua hirviendo

Esta opción para limpiar las bandejas de horno es la más sencilla, pues solo necesitas agua caliente. Para ello, saca las bandejas del horno y retira el exceso de grasa con un papel de cocina. Después, colocas en el fregadero o en un recipiente grande con abundante agua hirviendo y un chorro de jabón de lavavajillas, introduce las bandeja y déjalas en remojo durante un par de horas. Si no caben la bandeja enteras introduce la mitad y cuando pase una otra dalas la vuelta y sumerge la otra mitad. Transcurrido este tiempo, lava con cuidado las bandeja con una esponja y sécalas antes de volver a introducirlas en el horno.

Estropajo de aluminio o papel de aluminio

Es el método que más se usa en mi casa.  Después de dejar las bandejas reposar con agua caliente y jabón lavavajillas, eliminar el agua y pasar un estropajo de aluminio o una bola de papel de aluminio por las zonas más sucias de la bandeja hasta conseguir eliminar la grasa incrustada. A continuación fregarla con una esponja humedecida en agua con jabón y aclarar.

Ver: Cómo limpiar el horno sin hacer esfuerzo

 

Recuerda que puedes unirte a nuestro canal específico de Telegram o seguirnos en la página de facebook: Obsesivas del Orden y la Limpieza