Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

QUÉ trucos son los mejores para limpiar una plancha

Trucos útiles para conseguir que tu plancha vuelva a deslizarse sobre la ropa con facilidad

Con el uso y el paso del tiempo, la base de la plancha suele quedar dañada con manchas de quemaduras o restos de tejidos

En más de una ocasión habrás notado que tu plancha no se desliza bien debido a la acumulación de cal en su base o que anteriormente la has puesto a una temperatura elevada y has quemado alguna prenda. Además de perder la prenda, en la plancha han quedado adheridos trocitos de tela o directamente ha quedado quemada parte del metal.

Te contamos algunos trucos para limpiar la plancha y quedarla como recién estrenada:

Jabón lavavajillas 

El lavavajillas resulta muy útil para la limpieza de la base de la plancha, especialmente para eliminar las manchas que se encuentran en los orificios de salida del vapor. Añade unas gotas de lavavajillas en agua caliente y, con la ayuda de un bastoncillo humedecido en la mezcla, limpia los agujeros de la plancha. A continuación pasa un paño limpio ligeramente húmedo por la base y deja que se seque. Quedará lista para su uso.

Sal 

Como hemos mencionado en uno de nuestros artículos que puedes ver aquí , la sal tiene un montón de utilidades además de ser imprescindible en la cocina. En el caso de la plancha, la sal gruesa es muy efectiva a la hora de eliminar las manchas que aparecen en la plancha, siendo especialmente eficaz para terminar con la cal.

Ponemos una buena cantidad de sal gruesa sobre papel de cocina y deslizamos la plancha muy lentamente sobre la sal. El resultado: los restos de suciedad desaparecerán.

Vela

Muchas personas recomiendan usar una vela para limpiar la zona quemada del metal de la plancha ya que, según aseguran, la cera que desprende la vela resulta muy efectiva. Para ello se enchufa  la plancha y se deja calentar durante un rato. Se debe desactivar la salida de vapor. Cuando la plancha alcance temperatura  se frota una vela por la base, sobre todo sobre la parte quemada.  Después se retira la cera con la ayuda de un paño limpio. La plancha volverá a deslizarse sobre la ropa como el primer día. Se ha de hacer con cuidado para no quemarse.

Vinagre blanco

Este producto es imprescindible en el hogar. Para la limpieza de la plancha, basta con calentar una taza de vinagre blanco y sumergir un paño en ella. Pasamos el paño por la base metálica de la plancha. Si las manchas se resisten, repetiremos la acción. Después pasaremos un trapo ligeramente humedecido en agua y dejaremos que se seque o directamente secamos con un paño suave y seco.

 

Foto de portada: Pexels