Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

QUÉ ventajas tienen las chimeneas sin salida de humos en las viviendas

Las chimeneas sin salida de humos se han convertido en una opción muy popular para crear ambiente, aportar valor a las casas y llenar los espacios de confort.

Una chimenea sin salida de humos puede ser la mejor opción para calentar los espacios y disfrutar de la belleza del fuego. No requieren apenas obra y se pueden instalar en cualquier vivienda: te contamos todas sus ventajas.

Tener una chimenea es sinónimo de lujo. El encanto del fuego se une a la sensación lujosa que aportan. Pero en las viviendas actuales es raro contar con una salida de humos, imprescindible para poder instalar un hogar en el que quemar leña. Esto no significa que tengamos que renunciar: hoy existen alternativas que se adaptan a la perfección a todo tipo de inmuebles. Alimentadas con distintos combustibles o conectadas a redes de distribución de energía, las chimeneas sin salida de humos se han convertido en una opción muy popular para crear ambiente, aportar valor a las casas y llenar los espacios de confort.

Una chimenea sin salida de humos es aquella que no necesita evacuar gases de ningún tipo. Por lo tanto, debe funcionar con un combustible que no los genere. Esto supone descartar las que funcionen con materiales como la leña, las briquetas y los pellets, en cuyo caso será obligatorio contar con salida al exterior.

¿Qué opciones nos quedan, entonces, si queremos instalar chimeneas en pisos sin salida de humos? Hoy existen distintos tipos de dispositivos que hacen posible disfrutar del encanto del fuego, aunque nuestra vivienda no cuente con la instalación. Son los siguientes:

  • Chimeneas eléctricas. Son dispositivos que funcionan conectados a la red eléctrica. Basta con un enchufe para conectarlos y lograr que generen calor. Están formadas por dos partes: una resistencia eléctrica que aporta calor, y una pantalla LED que emite una escena móvil que simula fuego. También las hay con un diseño de troncos ardiendo que se iluminan, a modo de brasas. Son seguras y no necesitan instalación, pero estéticamente son las menos conseguidas.
  • Chimeneas de bioetanol. Estas chimeneas sin salida de humos sí generan llamas reales, producidas por la combustión del combustible del depósito. Este combustible es un tipo de alcohol ecológico, el bioetanol. Se trata de un combustible con emisiones neutras de CO2, que no contamina y es inocuo para el medioambiente. Al arder, el alcohol las llamas y calienta los espacios.

En este apartado, es interesante mencionar las chimeneas de gas. Sí necesitan salida de humos, pero puede hacerse a la fachada; en el caso de las de leña, deben estar siempre en el tejado o la cubierta de la vivienda. Para instalar una chimenea de gas basta con contratar a un técnico cualificado y obtener los permisos.

Las ventajas de una chimenea sin salida de humos están claras. Las resumimos a continuación:

  • Se pueden instalar en cualquier tipo de vivienda
  • Son una mejora estética muy interesante para cualquier habitación
  • Las hay de muchos precios y diseños, adaptables a cualquier necesidad y presupuesto
  • Pueden ayudar a paliar la sensación térmica de frío, en combinación con un buen sistema de calefacción
  • Hay chimeneas de bioalcohol para exterior: perfectas para terrazas, patios, balcones…
  • Permiten disfrutar de la contemplación del fuego, sobre todo en el caso de las de bioalcohol.

 

Recuerda que puedes unirte a nuestro canal específico de Telegram o seguirnos en la página de facebook: Obsesivas del Orden y la Limpieza 

 

Fuente: Habitissimo 

Foto de portada: Pexels