Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

Sergio Ramos demuestra tener dignidad y deja plantado al Gobierno

'El Cotillómetro'

A pesar de las presiones del Gobierno, Ramos declinó su a una reunión telemática

El defensa del Real Madrid, Sergio Ramos, nunca se arruga y tiene dignidad.

Así lo demostró al negarse a acudir a la pseudo-reunión telemática, convocada por el Gobierno, con los capitanes de los principales equipos de La Liga después de que Sanidad vetara que esa charla fuera emitida en directo y en abierto.

El capitán merengue se ‘desmarcó’ de la torticera manipulación que pretendía hacer a su costa el Gobierno de Pedro Sánchez.

El capitán del Real Madrid rechazó participar en la reunión con el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y con el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencia Sanitarias, Fernando Simón.

Al encuentro telemático para analizar el regreso de LaLiga, Ramos envió a Dani Carvajal, quien estuvo en representación del Real Madrid. Una reunión donde también estuvieron Gerard Piqué (FC Barcelona), Asier Illarramendi (Real Sociedad) y Koke Resurrección (Atlético de Madrid).

Todo apunta a que Sergio Ramos dejó plantados a los representantes de Pedro Sánchez por tener duras discrepancias sobre cómo se han llevado los dos últimos meses de negociación.

Antonio Romero explicó en el programa ‘El Larguero’ que el capitán del Real Madrid no quería salir en esa foto junto a la presidenta del Consejo Superior de deportes, Irene Lozano (antigua diputada de UPyD y ahora socialista), el Ministro de Sanidad, Salvador Illa y el Director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias,     Fernando Simón.

Mientras, en ‘El Partidazo de COPE’ atribuyeron las razones del de Camas (Sevilla) a que si Illa iba a entrar ‘enlatado’, a él no le interesaba prestar su imagen para un tema que ya estaba más que cocinado.

El esquinazo del defensor sentó mal dentro de Moncloa. Los representantes socialistas querían la presencia de Ramos, ya que es una gran figura tanto dentro de su club, como en la selección nacional.

Sin embargo, el capitán del Real Madrid prefirió jugar el ‘comodín’ de los “motivos personales” que, como se desveló en el programa de Manu Carreño, tienen que ver con su enfado sobre cómo se han llevado los dos últimos meses de negociación.

El posicionamiento de Ramos supone un nuevo ‘tropezón’ del Gobierno en el fútbol, en donde ya han recibido duras críticas por importantes figuras como Pepe Reina, Roberto Soldado y Luis Figo.

A pesar del brutal plantón de Ramos, Salvador Illa intentó disimular el descontento y acercarse al resto de los deportistas de La Liga.

El ministro de Sanidad agradeció el “comportamiento ejemplar” de los futbolistas durante la pandemia, se interesó por la vuelta a los entrenamientos y les pidió que sigan como ejemplo para toda la sociedad, ya que “son un referente especialmente para los más jóvenes”.

Un referente que está bastante indignado con la gestión del Gobierno de Pedro Sánchez.

Fuente