Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

Sólo un diputado tuvo la ética de renunciar a las dietas que no le correspondían durante el confinamiento

'El Cotillómetro'

Dietas por desplazamiento y alojamiento para diputados que ni se han desplazado ni se han alojado.

En las últimas horas la mayoría de medios de comunicación se han hecho eco de algo que ha sido confirmado por el Congreso: De los 350 diputados que forman la cámara del congreso, solamente uno renunció durante el confinamiento al cobro de dietas de desplazamiento y alojamiento que sus señorías tienen asignadas por ejercitar su trabajo en Madrid.

Se trata del diputado socialista y ex-alcalde de San Sebastián, Odón Elorza, quien ya lo había publicado a principios del mes de abril en su cuenta de Twitter. El importe de esa indemnización que cobran los señores diputados se eleva a unos 1.900 Euros mensuales, tal y como el mismo Elorza compartió:

El ‘gesto’ de Odón Elorza no ha sido ninguna heroicidad, pues ese dinero no le corresponde ya que no se ha desplazado ni un solo día desde Vascongadas a Madrid debido al confinamiento, al igual que la mayoría de los diputados, ya que han realizado las reuniones de forma telemática.

Pero, como él mismo afirmaba, tuvo la ética de renunciar a dichas dietas, cosa que no ha hecho ninguno de los 349 diputados restantes.

En cualquier empresa privada las dietas de desplazamiento y alojamiento son cobradas por los empleados si estos se desplazan. De lo contrario, y como es lógico, no cobran por ese concepto ni un solo euro.

Pero nuestras señorías no son gente normal, están por encima de todo y como muestra un botón.

Además, la asignación de 1.900 € mensuales para dietas (que pagamos todos con nuestros impuestos) es una auténtica indecencia, ya que con esa cantidad de dinero comen casi 2 familias.

Durante casi tres meses ha habido un parón de la actividad sin precedentes en nuestro país motivado por la Pandemia del Coronavirus que está acarreando graves consecuencias para la economía como una elevada tasa de paro, cierre de negocios, Ertes en empresas, además de un sin fin de dramas familiares.Se nos pidieron sacrificios a todos los españoles y hemos sabido cumplir. Pero ¿Qué sacrificios han hecho ellos? No solo han hecho CERO sacrificios sino que además han estado cobrando algo que en ningún modo les corresponde.

Indecente