Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

Telecinco, la cadena más seguida por los que apenas tienen estudios básicos

Casi un 50% de los espectadores apenas tienen estudios básicos

Artículo de ‘El Cotillómetro’

Según ha publicado el diario elEconomista.es, la cadena Telecinco ha cerrado el mes de noviembre como líder de audiencia. Pero este dato no se ve acompañado por los ingresos publicitarios de la cadena ni en el precio de sus anuncios, siendo más bajo que el de la competencia. La cadena está sufriendo un serio problema y es que no consigue llegar a un público más variado y alcanzar un segmento de público valorado por las marcas, perdiendo atractivo para los anunciantes.

El público que sigue la cadena, es el mismo público que se conecta por la mañana y por la noche y, al tratarse siempre del mismo, resulta un handicap para los anunciantes a la hora de publicar sus spots.

Según los datos que publica el famoso diario económico (extraídos de Kantar):

  • Por preparación: Telecinco es la cadena que tiene menor número de espectadores universitarios ( un 11,5 %) y la que mayor número de espectadores con estudios básicos (un 48,7% de espectadores apenas tienen estudios primarios).
  • Por segmento social: Telecinco es la cadena que menos llega a la clase social alta, con tan solo un 11,5 % (Es Atresmedia la que lidera el porcentaje de seguimiento entre la clase alta).  El porcentaje más alto de personas que nunca ve Telecinco pertenecen a la clase alta. La cadena de Mediaset es la cadena líder entre la gente de clase social más baja.  
  • Por franja de edad: Casi el 40 % de las personas que ven a diario la cadena telecinco, tienen más de 65 años, lo que la convierte en la más popular entre las personas mayores.

No hay que se muy experto en la materia para entender el porqué de la pérdida de ingresos publicitarios a la vista de estos datos. Las marcas lo que persiguen es un público más joven y con poder adquisitivo, que al fin y al cabo es el que más consume.

Además, el reciente escándalo sobre los presuntos abusos sexuales cometidos durante la edición en 2017 de Gran Hermano por el que existe una causa judicial abierta y la consecuente fuga de más de medio centenar de anunciantes, ha tenido que hacer mella en sus ingresos.