Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

Varias fuentes indican que Begoña Gómez y Pedro Sánchez habrían hecho un gran ridículo en su reciente visita a Londres

Como es habitual en ellos debido a su enorme vanidad

La esposa del Presidente en funciones ha acompañado a Pedro Sánchez en Londres a los actos organizados con motivo del 70 aniversario de la OTAN, lo cual incluía, como no, algo que al matrimonio le encanta, codearse con la Reina de Inglaterra, Carlos y Camila, la princesa Ana y hasta Kate Middleton, aunque en esta ocasión sin la presencia ni de Meghan ni de Harry.

La cumbre, que ha tenido dos días de duración y ha dejado muchas anécdotas como la burla de varios presidentes hacia Donald Trump, , arrancaba con una recepción en el Palacio de Buckingham ofrecida por la Reina Isabel y a la que también asistían como hemos contado Kate Middleton (pero sin Guillermo que estaba de viaje oficial), el Príncipe Carlos y Camila y la princesa Ana, hermana del príncipe de Gales.

Begoña Gómez Pedro Sánchez
Montaje de la foto de Pedro Sánchez y Begoña Gómez con Donald y Melania Trump (Twitter)

Cuentan a Periodista Digital testigos solventes asistentes a la cumbre de la OTAN que el paso de Sánchez ha sido “discreto” si no fuera por un incidente que ha
protagonizado la esposa del presidente español en funciones. A saber, resulta que este martes pasado martes 3, Begoña Gómez intentaba ‘ejercer’ de Primera Dama en la recepción de Buckingham Palace y codearse en la misma foto con Melania Trump o Kate Middleton y hasta con la mismísima Reina Isabel de Inglaterra.

Este ha sido el problema, cuando se ha acercado –siempre según el testimonio que aportan las mismas fuentes- hacía la Reina Isabel han sido los responsables de Protocolo de Buckingham Palace quien de forma severa han apartado a Begoña Gómez indicándole que no le correspondía estar allí.

Y es que ni en nuestra Constitución ni en ningún otro decreto o mandato oficial se reconoce en España el estatus de ‘Primera Dama’, algo que ha apartado a Gómez de la primera línea en la recepción oficial de la Monarquía con más peso de todo el mundo.

El momento, al parecer, no ha sido captado por ningún fotógrafo ajeno a Buckingham Palace por lo que no trascenderá gráficamente el incidente, algo que no quita el bochorno internacional que ha tenido que pasar, una vez más, el matrimonio presidencial español, tal y como apuntan a Periodista Digital las mismas fuentes.

Fuente