Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

Ya no te vas a librar de una multa si frenas cuando veas un radar

La evolución de los radares consigue que cada vez sea más difícil engañarlos

Multas que pueden llegar a los 500 euros y pérdida de puntos

Es una práctica habitual que todos hemos hecho: frenar justo cuando pasamos por un radar fijo para después volver a acelerar, como algo casi instintivo. Pues parece ser que ya no nos va a servir de nada.

La DGT está preparando la instalación de una serie de radares que, a través de un cinemómetro móvil que se instalará tras el radar fijo o delante de él, se detectarán los excesos de velocidad en tramos más largos, es decir, cada vez que un conductor acelere más de lo normal tras superar un radar, el cinemómetro móvil detectará el exceso de velocidad y multará al conductor.

Actualmente los conductores solemos conocer de antemano los radares fijos que se encuentran instalados en las carreteras por las que vamos a circular, bien consultando la página web de la DGT o a través de diferentes aplicaciones como el GPS, por lo que solemos frenar cuando nos aproximamos a un radar fijo y así evitar ser sancionados. Con este sistema de radares ‘anti frenazo‘ o también conocidos como radares ‘en cascada’, la Dirección General de Tráfico quiere acabar con estas tácticas, ya que muchos conductores  superan el límite de velocidad establecido y al llegar al radar, frenan, ya que estos radares detectarán la velocidad de los vehículos tanto antes como después de superar un radar.

De esta manera, el frenazo que dan los conductores antes de pasar el radar no sirve para nada y acaban siendo igualmente sancionados, ya que los controles móviles han captado su velocidad real.

Así pues, se trataría de evitar, además de accidentes por conducir con exceso de velocidad, los cambios bruscos de velocidad en la carretera, donde los frenazos y los acelerones entrañan tambien peligrosidad.